• Los pueblos de Marugán, Monterrubio y Muñopedro reclaman una reunión urgente con la Junta para comprobar de primera mano si de verdad hay voluntad política de arreglar la “tan deteriorada” SG-322, tras más de 10 años de abandono, mentiras, falsas promesas en campaña electoral, chapuzas y parches que no solucionan el nefasto estado en que se encuentra la calzada. 
  • A pesar de las continuas salidas en prensa de los responsables de la Junta en la provincia de Segovia, año tras año, prometiendo a bombo y platillo el inicio de las obras de arreglo de la SG-322, la realidad es que en la carretera las únicas intervenciones que se han acometido han sido las de parchear y colocar balizas que advierten del “mal estado” en que se encuentra la calzada. De la reparación y renovación que necesita la carretera, nada de nada, solo falsas promesas. 
  • El desinterés del PP de la Junta por los vecinos y vecinas de la zona se refleja en el hecho de que la última vez que el Sr. Mazarías, como delegado de la Junta, y el Sr. Sanz Merino, como viceconsejero, visitaron la comarca para interesarse por el estado en que estaba la carretera fue en septiembre de 2021, cuando prometieron actuaciones que ya deberían estar ejecutadas y que siguen sin iniciarse.

Segovia, 04 de abril de 2024.-  Los pueblos de Marugán, Monterrubio y Muñopedro reclaman una reunión urgente con la Junta para comprobar de primera mano si de verdad hay voluntad política de arreglar la “tan deteriorada” SG-322, tras más de 10 años de abandono, mentiras, falsas promesas en campaña electoral, chapuzas y parches que no solucionan el nefasto estado en que se encuentra la calzada y que demuestran los reiterados incumplimientos del PP con los vecinos de la zona.

Así se lo han trasladado en una reunión al portavoz socialista en la Diputación Provincial, Máximo San Macario, y al diputado de zona, el también socialista Daniel Bravo, los alcaldes de Marugán, Miguel Ángel Monterrubio; de Muñopedro, José Antonio Velasco Bravo, y la alcaldesa de Monterrubio, María Jesús Álvarez Bravo. Según explican los regidores, “la carretera está en un estado pésimo de conservación, con un firme estrecho lleno de baches y grietas, por lo que su tránsito es insostenible, con los riesgos que comporta para la seguridad vial de nuestros vecinos y visitantes”.

“La peligrosidad que entraña circular por esta vía nos preocupa mucho, como alcaldes, porque tememos que cualquier día ocurra una desgracia. Entonces ya será tarde. Por eso reclamamos al PP de la Junta que escuche de una vez nuestras demandas y ejecute de una vez por todas las obras de arreglo y reparación de la carretera, como llevan prometiendo décadas”, han manifestado.

En un espacio corto de tiempo, el mal estado en que se encuentra el firme ha provocado dos accidentes, de los que, por fortuna, no ha habido que lamentar víctimas mortales. En diciembre volcó a la salida de Marugán un autobús escolar y hace apenas unas semanas corrió la misma mala suerte un turismo.

A pesar de las continuas salidas en prensa de los responsables de la Junta en la provincia de Segovia, año tras año, prometiendo a bombo y platillo el inicio de las obras de arreglo de la SG-322, la realidad es que en la carretera las únicas intervenciones que se han acometido han sido las de parchear y colocar balizas que advierten del “mal estado” en que se encuentra la calzada. De la reparación y renovación que necesita la carretera, nada de nada, solo falsas promesas.

El desinterés del PP de la Junta por los vecinos y vecinas de la zona, como recuerdan los alcaldes de Muñopedro, Marugán y Monterrubio, se refleja en el hecho de que la última vez que algún responsable de la Junta en Segovia visitó la comarca para interesarse por el estado en que estaba la carretera fue el 22 de septiembre de 2021, hace casi 3 años.

Ese día la Junta convocó a los alcaldes de Marugán, Muñopedro, Monterrubio, Lastras del Pozo y Bercial a una reunión informativa para el arreglo de la carretera. A ella acudieron José Mazarías, el entonces delegado territorial de la Junta; su sucesor en el cargo, José Luis Sanz Merino, que en aquel momento intervino en calidad de viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias de la Junta; y otros técnicos de la casa.

En ese encuentro, Mazarías y Sanz Merino explicaron que el proyecto de reparación y adecuación de la carretera estaba compuesto en tres tramos, comprometiéndose a empezar el primero –desde el Km 0 hasta Marugán, por un importe de 1,3 millones de euros– a principios del 2022. El segundo tramo –desde Marugán a Bercial– en el año 2023 y el tercero –desde Marugán a Muñopedro– en el año 2024.

“Pues bien. Estamos en el año 2024 y todavía no han empezado las obras en ninguno de los tramos. Su falta de voluntad política, sumada a su falta de palabra, nos invitan a pensar que este año tampoco empezarán las obras, a pesar de que Sanz Merino lo volviera anunciar por enésima vez en diciembre de 2023”, han criticado los regidores.

Por todo esto y más, “reclamamos una reunión urgente con Sanz Merino para que nos explique, a nosotros y también a los regidores de Lastras del Pozo y Bercial, igualmente preocupados, en qué punto se encuentra el proyecto, si por fin se va a empezar a ejecutar este año y que nos explique de manera detallada las actuaciones. Queremos saber, entre otras cosas, la anchura que tendrá la calzada, que no puede ser inferior a 6 metros, como mandata el sentido común”.

Por su parte, el portavoz socialista, Máximo San Macario, ha señalado que “el PSOE apoya a los alcaldes de la zona en sus reivindicaciones, que, en este caso, son de una urgencia apremiante, y espera que el PP de la Junta de una vez por todas cumpla con su palabra e inicie las obras de adecuación de la SG-322 para garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y ciudadanas que circulan por la carretera. El arreglo de esta calzada está en el debe del PP desde hace décadas. Ya es hora de actuar”.

Asimismo, el PSOE critica que la consejera de Movilidad de la Junta, María González, en el día de ayer vino a Segovia a inaugurar la carretera de Navacerrada para “hacer partidismo, no asumir sus responsabilidades, sin mostrar el más mínimo interés por carreteras autonómicas como la SG-322 y otras carreteras en pésimo estado, que nada importan al PP de la Junta, empecinado en hacer oposición al Gobierno en detrimento del bien general de los segovianos y segovianas”.