• El anterior Gobierno municipal, presidido por la socialista Clara Martín, presentó a la Junta la redacción de las cuatro memorias, por un importe de 115.000 euros, para acceder a las ayudas europeas a la rehabilitación de viviendas y regeneración urbana en los barrios de San José, San Millán, El Salvador y San Lorenzo a través del programa de Entornos Residenciales de Rehabilitación Programada (ERRP).
  • La Junta de Castilla y León pasa de aportar un 46% en los anteriores programas, como el ARU de San José, a no poner ni un solo euro en estos ERRP, lo que supone incrementar de forma importante la carga a las familias, muchas con ingresos modestos, y que tendrán grandes dificultades para afrontar las aportaciones: 6.311 euros por vivienda en San Millán y más de 8.000 euros en El Salvador.
  • La Junta se ha limitado a remitir al Gobierno de España las memorias para que pueda llevar a cabo su ejecución. Los ARUS de la Judería, Canonjías y San José, impulsados por el anterior Gobierno municipal del PSOE, han sido toda una referencia en regeneración urbana en los últimos 20 años, hasta la llegada del PP a la alcaldía.
  • El procurador socialista segoviano, José Luis Vázquez, ha señalado que “la ciudad de Segovia es un ejemplo paradigmático de éxito de este tipo de programas. Con el impulso de los fondos europeos gestionados por el Gobierno de España, el Ayuntamiento del PSOE presentó estos 4 programas. La Junta de Castilla y León ha pasado de financiar el 46% de las actuaciones a no aportar ni un solo céntimo. La contribución del Ayuntamiento era de un 33% y ahora será de un 20-25%, mientras que el Gobierno de España ahora financiará más del 40%”.

Segovia, 03 de abril de 2024: El procurador socialista segoviano, José Luis Vázquez, ha denunciado desde las Cortes que el PP de la Junta entierra “la regeneración urbana de los barrios de San José y San Lorenzo, con la connivencia del alcalde de Segovia, José Mazarías, alejado de las necesidades de los vecinos y las vecinas de la ciudad y refugiado en sus políticas de improvisación y caprichos personales”.

El alcalde Mazarías ha elegido a San Millán y el Salvador para el plan de subvenciones de Entornos Residenciales de Rehabilitación Programada (ERRP), los antiguos ARUS, dejando fuera a San José y San Lorenzo. Mazarías debe explicar qué criterio ha seguido para elegir solo dos, ha seleccionado unos y dejado otros fuera, cuando el anterior Gobierno municipal del PSOE había proyectado la solicitud para los cuatro.

En la Comisión de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio en las Cortes, José Luis Vázquez ha defendido una PNL del Grupo Parlamentario Socialista que instaba a la Junta a la tramitación definitiva de los cuatro Entornos Residenciales de Rehabilitación Programada (ERRP) de los barrios de San José, San Millán, El Salvador y San Lorenzo.

“El anterior Gobierno municipal, presidido por la socialista Clara Martín, presentó a la Junta la redacción de las cuatro memorias, por un importe de 115.000 euros, para acceder a las ayudas europeas a la rehabilitación de viviendas y regeneración urbana a través de estos programas, denominados anteriormente ARUS (Áreas de Regeneración Urbana). La Junta tan solo ha remitido al Gobierno de España estas memorias para que pueda llevar a cabo su desarrollo y contribuya a satisfacer unos objetivos que representan en la ciudad de Segovia un modelo de éxito: el impulso de la regeneración urbana de los barrios de Segovia, sello de calidad de los sucesivos gobiernos socialistas en los últimos 20 años, permitiendo rehabilitar más de un millar de viviendas en la Judería, las Canonjías y San José”, ha señalado Vázquez.

En este sentido, la fortísima inversión que los gobiernos socialistas en el Ayuntamiento de Segovia han sido capaces de gestionar con mucho esfuerzo y tesón superaba los 17 millones de euros, de los que 4,4 millones fueron aportados por el Ayuntamiento, un 26%. La Junta, siendo la competente de forma exclusiva en materia de vivienda, fue la que menos aportó (3,6 millones) y el resto correspondía a la inversión de 4,5 millones de los propios propietarios. Si no se ejecutaron más viviendas fue porque la Junta de Castilla y León no quiso, ya que es quien definió siempre el número de ARUS y el número de viviendas en cada fase.

La ciudad de Segovia es un ejemplo paradigmático de éxito de este tipo de programas. Siguiendo esta estela, y con el impulso de los fondos europeos vinculados al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, el Ayuntamiento de la socialista Clara Martín presentó 4 programas más para la regeneración urbana de Segovia.

Antes la Junta de Castilla y León aportaba un 46% y ahora no pondrá un solo céntimo.  EL Ayuntamiento pasaría de aportar un 33% a un 20-25% mientras que el Gobierno de España financiaría más de un 40%.

«Lejos de aprovechar el impulso del Gobierno de España para contribuir a dinamizar socioeconómicamente la ciudad y rehabilitar nuestros conjuntos históricos, la Junta y el Ayuntamiento de Segovia dan carpetazo a los programas de San José y San Lorenzo. Tal es el desinterés del PP que ni siquiera la Junta ha formalizado con el Ayuntamiento de Segovia aquellos programas que sí ha tenido la voluntad de remitir, como son los casos del Salvador y San Millán”, ha destacado Vázquez.

Por su parte, la portavoz municipal del PSOE, Clara Martín, que hoy ha comparecido en rueda de prensa para informar de varios asuntos de la actualidad municipal, ha explicado que ante la PNL que presentó el procurador socialista por Segovia, José Luis Vázquez, el parlamentario regional del PP por esta provincia, Francisco Javier Carpio, justificó que se hacía en dos en base a la disponibilidad presupuestaria del Ayuntamiento. Recordemos que para los ERRP en los Presupuestos municipales de 2024 el Gobierno de Mazarías solo ha reservado 110.000 euros.

¿De dónde sacará el dinero Mazarías para abordar los costes de al menos los barrios de San Millán y El Salvador que ascienden a 1.595.370 euros?

“¿El alcalde no puede destinar 2,5 millones de euros en 3 años para rehabilitar cuatro barrios en la ciudad?”, se ha preguntado Martín, que considera que Mazarías debe explicar qué criterio ha seguido para elegir San Millán y El Salvador y dejar fuera a San Lorenzo y San José.

En San Millán se aspira a rehabilitar 108 viviendas. El Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana aportará 1.165.320 euros, el Ayuntamiento de Segovia 797.685 euros, los propietarios 681.615 euros y la Junta 0 euros). Cada propietario/familia tiene que aportar 6.311,25 euros.

En El Salvador se aspiran a rehabilitar 176 viviendas. La distribución de aportaciones es la siguiente: Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana (1.913.890 euros), Ayuntamiento de Segovia (797.685 euros) Propietarios (1.447.065 euros) y Junta (0 euros). Cada propietario/familia tiene que aportar 8.221 euros.

En otras palabras, la Junta de Castilla y León, pese a asumir las competencias en materia de vivienda, no pone un solo euro y al alcalde Mazarías le parece bien y guarda silencio.

Clara Martín ha insistido en que la Junta pasa de aportar un 46% en la rehabilitación de San José a no poner absolutamente nada para San Millán y el Salvador. Por su parte, el Ministerio pasa de aportar un 10% en el último ARU de San José a poner entre el 42 y el 45% en los nuevos programas.

En consecuencia, con estos datos encima de la mesa se comprueba de forma clara los diferentes modelos de gestión en materia de vivienda.

Hoy en rueda de prensa, la portavoz municipal del PSOE, Clara Martín, ha denunciado que en la propuesta acordada por el PP en las dos instituciones donde gobierna, Ayuntamiento y Junta, y remitida al Ministerio, la administración regional no aporta ni un solo euro; al tiempo que ha manifestado su preocupación por que los importes que tienen ahora que aportar las familias respecto a los antiguos ARUS se han incrementado sustancialmente por esta circunstancia.

Particulares: de aportar 2.000 euros por vivienda a entre 6.311 y 8.221 euros

Clara Martín ha recordado que en la tercera fase del ARU de San José, concluida en 2023, las aportaciones de los particulares apenas superaban los 2.000 euros por vivienda.

¿Por qué la Junta de Castilla y León, con el beneplácito de Mazarías, no pone fondos para la rehabilitación de los barrios? ¿Por qué Mazarías no ha sido valiente y no ha apostado por presentar los cuatro programas para los cuatro barrios que es lo que defendió el PSOE desde el primer momento? ¿Por qué no explica cuáles han sido los criterios de selección? Son algunas de las preguntas que ha lanzado Clara Martín en la rueda de prensa, donde, además, ha manifestado su preocupación por el hecho de que todas las actuaciones aprobadas tienen que estar finalizadas a 30 de junio de 2026 y a día de hoy las familias que pueden resultar beneficiarios de estos programas todavía no han sido informadas por parte del Ayuntamiento. Existe un riesgo cierto de pérdida de fondos ante la posibilidad de que las familias no puedan soportar esa carga económica para rehabilitar su vivienda.

Hasta el año 2023, en 20 años de gestión socialista, se han rehabilitado 1.160 viviendas a cargo de estos fondos. Recordemos que la Junta nunca autorizó la ejecución de varios de estos programas a la vez, pese que así se solicitó por parte del Ayuntamiento. Fue la Junta la que decidió siempre el número de viviendas a rehabilitar.

“El alcalde es el que ha puesto el límite. No lo pone el Ministerio. Los vecinos de San Lorenzo y San José tienen que saber que no podrán acceder a subvenciones de este calado para rehabilitar sus viviendas hasta que se apruebe el próximo Plan Estatal de Vivienda, en 2027”, ha dicho Clara Martín.

La importancia de estos fondos para Segovia radica en que al ser una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad los costes de rehabilitación en entornos declarados como conjuntos históricos como son El Salvador o San Lorenzo son bastante más elevados y estas subvenciones son claves para los propietarios; de ahí el éxito que estos programas han tenido en los barrios históricos de la Judería y Canonjías, que hoy presentan unos entornos urbanos perfectamente rehabilitados, que atraen a miles de turistas a lo largo del año.

Y en el caso de San Millán y San José, ha comentado también Clara Martín, estas subvenciones son también fundamentales porque se trata de viviendas antiguas, de mala calidad constructiva y ocupados por personas y familias de rentas modestas, muchos ya en edad de jubilación, que no pueden abordar la rehabilitación integral de los edificios por su elevado coste. De ahí, el éxito del ARU de San José donde los propietarios, con una aportación de unos 2.000 euros por vivienda, disfrutan hoy de unas calidades de eficiencia energética, de condiciones estéticas y de salubridad en los edificios, lo que supone, en suma, que haya rejuvenecido el barrio y sus habitantes ganen en calidad de vida.

Clara Martín confía en que el Ministerio apruebe las ERRP para los dos barrios, aunque, a su juicio, el alcalde Mazarías tendría que haber sido mucho más ambicioso, especialmente por el problema de vivienda a precios asequibles, de venta y alquiler, que sufre la ciudad. Hay que promover vivienda protegida y mantener el parque inmobiliario existe con ayudas importantes a la rehabilitación. Pero el PP solo tiene un modelo, el de los ‘chalecitos’ que propugna el concejal de Urbanismo, Alejandro González Salamanca.

En el debate de las Cortes, el procurador del PP llegó a decir que seguirán tramitando en función de las necesidades, pero la realidad es que los proyectos de fondos europeos vinculados al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España tienen que estar confirmados este año y finalizados en 2026, de manera que estas manifestaciones del PP suponen una huida hacia adelante.

De manera sorprendente, el procurador del PP llegó a decir que no tenía sentido pedir recursos para los cuatro programas cuando se podía priorizar en dos de ellos y que de esta manera se garantizaba su ejecución. Pero es que, tal y como recuerda Clara Martín, el Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana no pone puertas ni límites, porque quien los está poniendo es la Junta y el Ministerio.

“Ayer en las Cortes solo escuchamos excusas e insultos. El señor Francisco Javier Carpio demostró un profundo desconocimiento de la realidad de Segovia. Si no se han ejecutado más ARUS en la ciudad de Segovia ha sido, únicamente, por la Junta y el Gobierno del PP en España, que siempre pusieron palos en las ruedas y nunca permitieron que se ejecutara más de un solo programa en nuestra ciudad”, ha dicho Clara Martín.