• Ante la decisión de la Diputación de poner en marcha de manera inminente programas como las Aulas de Manualidades, las Aulas Sociales y los Talleres de Ocio Preventivo para niños, el portavoz socialista, Máximo San Macario, lamenta que, una vez más, “la Diputación traslade a los Ayuntamientos de nuestra provincia la toma de decisiones en ámbitos que no son de competencia municipal. La institución provincial es quien, dentro de sus competencias en el ámbito de los servicios sociales, pone en marcha estos programas y no pude dejar en manos de los Ayuntamientos la elaboración y aplicación de los protocolos de limpieza y desinfección que exige la actual crisis sanitaria”. 
  • A escasos días del inicio de estas actividades, “muchos Ayuntamientos no saben quién va a hacerse cargo de la limpieza y desinfección de los locales y del material empleado, pero tampoco está claro, qué tienen que hacer los usuarios de estos programas, las familias o los propios monitores, y la empresa adjudicataria, en estos protocolos”, lamenta San Macario. Lo mismo ocurre en relación a los programas de Escuelas Deportivas y Deporte Social, para los que tampoco hay directrices claras. 
  • “Si la Diputación decide seguir adelante con estos programas, debe comunicar a los Ayuntamientos todos los protocolos que se establecerán y quiénes serán los responsables de su ejecución y financiación. Tiene que haber una directriz clara y una asunción total de la responsabilidad en todos los ámbitos relacionados con la actividad por parte de la Diputación”.

Segovia, 12 de septiembre de 2020.- Ante la decisión de la Diputación de poner en marcha de manera inminente programas como las Aulas de Manualidades, las Aulas Sociales y los Talleres de Ocio Preventivo para niños, el portavoz socialista, Máximo San Macario, lamenta que, una vez más, “la Diputación traslade a los Ayuntamientos de nuestra provincia la toma de decisiones en ámbitos que no son de competencia municipal. La institución provincial es quien, dentro de sus competencias en el ámbito de los servicios sociales, pone en marcha estos programas y no pude dejar en manos de los Ayuntamientos la elaboración y aplicación de los protocolos de limpieza y desinfección que exige la actual crisis sanitaria”.

A escasos días del inicio de estas actividades, “muchos Ayuntamientos no saben quién va a hacerse cargo de la limpieza y desinfección de los locales y del material empleado, pero tampoco está claro, qué tienen que hacer los usuarios de estos programas, las familias o los propios monitores, y la empresa adjudicataria, en estos protocolos”, lamenta San Macario.

“Lo mismo ocurre en relación a los programas de Escuelas Deportivas y Deporte Social, para los que tampoco hay directrices claras sobre qué medidas han de tomarse para cada modalidad deportiva, las que pueden llevarse a cabo y las que no, ni sobre quién se va a hacer cargo de las limpiezas y desinfecciones diarias de las instalaciones deportivas y del material”, subraya el portavoz socialista. “Tampoco la Diputación ha trasladado indicaciones sobre qué ocurrirá si la evolución de la pandemia obligara a suspender las actividades y en ese caso qué pasaría con los contratos de los monitores y sus nóminas”. Al final –enfatiza San Macario- “los Ayuntamientos vuelven a ser los paganos de la desidia de la Diputación y a quienes se les pretende cargar con la obligación de asumir todas las responsabilidades y gastos para que sus vecinos puedan disponer de los servicios que obligatoriamente han de ser prestados por otras administraciones, como la Diputación y la Junta de Castilla y Léon”.

“Los Ayuntamientos ya vienen asumiendo históricamente innumerables gastos extra para afrontar competencias que nos les corresponden. Los Ayuntamientos segovianos no necesitan tener más responsabilidades que asumir con el agravante de no recibir financiación para ello; lo que necesitan es que la Diputación defina los protocolos a seguir. Una vez que las directrices estén claras, ha de respetarse la autonomía municipal y cada Ayuntamiento ha de tener la posibilidad de decidir, según sus propias circunstancias, si la práctica de un deporte se puede o no realizar en cada localidad garantizando el cumplimiento de los protocolos sanitarios que se le indiquen”.

“Las Aulas de Manualidades y las Aulas Sociales son actividades en las que participan mayoritariamente personas mayores, un colectivo considerado de alto riesgo, y, con los actuales preocupantes datos de evolución de la pandemia, puede no ser el mejor momento para fomentar encuentros en estos colectivos”. Pero es cierto –continúa el portavoz socialista- que estas personas mayores, sobre todo en los pueblos más pequeños, que sufrieron como nadie la soledad que llevó consigo el confinamiento, tienen una mayor necesidad de relación social”. Por ello es fundamental que se respete la autonomía municipal y cada Ayuntamiento, como mejor conocedor de la realidad de su municipio, decida la realización o no de estas actividades, pero sobre la base de un protocolo común previamente conocido.

Para San Macario, “aquí no vale que la Diputación se ponga de perfil, ni que deje pasar el tiempo sin más observando desde la barrera cómo actúa cada Ayuntamiento según su propio criterio”. “Si la Diputación decide seguir adelante con estos programas, debe comunicar a los Ayuntamientos todos los protocolos que se establecerán, quiénes serán los responsables de su ejecución y financiación, quiénes serán los encargados de la desinfección y limpieza de locales y materiales tras su uso. Tiene que haber una directriz clara y una asunción total de la responsabilidad en todos los ámbitos relacionados con la actividad por parte de la Diputación Provincial”, concluye.