• “No contentos con llevar más de treinta años de brazos cruzados ante la paulatina e inexorable pérdida de población en nuestra tierra, la Junta de PP y Cs quiere ahora, con el eufemismo de reestructuración de la Atención Primaria en el medio rural, cercenar a los habitantes de nuestros pueblos el derecho a una Sanidad Pública de calidad en igualdad de condiciones que los castellanos y leoneses que viven en entornos urbanos”, denuncia la Alcaldesa de Cabezuela y candidata socialista al Senado por Segovia, Ana Agudíez.
  • “Somos conscientes de la necesidad de abordar la reforma de la Atención Primaria, en especial en el medio rural; pero una reforma encaminada a mejorar la calidad de la asistencia sanitaria revirtiendo los brutales recortes de los últimos años, no una reforma encaminada a desmantelarla”.
  • Las manifestaciones del Presidente de la Diputación y responsable de la campaña de las elecciones generales del PP, ante los planes del gobierno de la Junta de PP y Cs de limitar la atención sanitaria en la provincia, son sólo cara a la galería para calmar a los vecinos del medio rural por el momento preelectoral, pero carecen de credibilidad ya que ostentan el gobierno en la autonomía.
  • “La incongruencia de PP y Cs es que un día se manifiestan a favor de las reivindicaciones de la España vaciada y al día siguiente proponen medidas que aumentan la brecha de oportunidades de los habitantes del medio rural y les condena a la pérdida de derechos y servicios públicos de calidad. Realmente no son de fiar”, manifestó Agudíez.
  • Los socialistas instamos a la Junta a elaborar un plan estratégico de la Atención Primaria de Castilla y León 2020-2030, que incluya medidas y propuestas específicas para una mejor planificación, dotación, organización y gestión de los recursos humanos y materiales.

La Alcaldesa de Cabezuela y candidata socialista al Senado por Segovia, Ana Agudíez,  denuncia que la Junta de Castilla y León, de PP y Cs quiera dar la puntilla a nuestro medio rural con la supresión en los núcleos de menor población de un servicio esencial de nuestro Estado de Bienestar como es la asistencia sanitaria”. “No contentos con llevar más de treinta años de brazos cruzados ante la paulatina e inexorable pérdida de población en nuestra tierra, la Junta quiere ahora, con el eufemismo de reestructuración de la Atención Primaria en el medio rural, cercenar a los habitantes de nuestros pueblos el derecho a una Sanidad Pública de calidad en igualdad de condiciones que los castellanos y leoneses que viven en entornos urbanos”.

“Desmantelamiento absoluto de la actual estructura de asistencia sanitaria en nuestros pueblos”; así ha calificado Agudíez el plan de PP y Ciudadanos en la Junta anunciado estos días “con total indolencia por quienes se han empeñado en convertir nuestro medio rural en un entorno natural sin vida y en condenar a nuestros pueblos a la desaparición”.

Para la Alcaldesa de Cabezuela “si los responsables de la Junta conocieran mejor el territorio que gobiernan, si escucharan a los vecinos de nuestros pueblos y fueran conscientes de la realidad de quienes vivimos en el medio rural, no lanzarían propuestas como las que hemos escuchado estos días; unas propuestas de las que parecen desdecirse por momentos cuando han caído en la cuenta de la proximidad de las elecciones generales, pero que volverán a poner sobre la mesa el once de noviembre”. Entonces, como ahora –continúa Agudíez- quienes quieren dejar sin el servicio esencial de sanidad a la mitad de los municipios de nuestra Comunidad y nuestra provincia, nos tendrán enfrente. Porque las Alcaldesas y Alcaldes socialistas, las concejalas y concejales que se dejan la piel a día por sus vecinos, sí creemos firmemente en el futuro de nuestra tierra y en la viabilidad de servicios públicos de calidad para todos los ciudadanos, independientemente de su lugar de residencia”.

La candidata socialista al Senado señala que “somos conscientes de la necesidad de abordar la reforma de la Atención Primaria, en especial en el medio rural, con un plan integral en cuya elaboración participen los profesionales sanitarios, expertos y representantes sociales, además de la Administración; pero una reforma encaminada a mejorar la calidad de la asistencia sanitaria revirtiendo los brutales recortes de los últimos años, no una reforma encaminada a desmantelarla”.

Las manifestaciones del Presidente de la Diputación y responsable de la campaña de las elecciones generales del PP, ante los planes del gobierno de la Junta de PP y Cs de limitar la atención sanitaria en la provincia, son sólo cara a la galería para calmar a los vecinos del medio rural por el momento preelectoral, pero carecen de credibilidad ya que ostentan el gobierno en la autonomía.

“La incongruencia de PP y Cs es que un día se manifiestan a favor de las reivindicaciones de la España vaciada y al día siguiente proponen medidas que aumentan la brecha de oportunidades de los habitantes del medio rural y les condena a la pérdida de derechos y servicios públicos de calidad. Realmente no son de fiar”, manifestó Agudíez.

 “Para ello es prioritario realizar, en primer lugar, un análisis riguroso y real de las carencias, las debilidades y los obstáculos que afectan en la actualidad a la calidad de la atención sanitaria en nuestro medio rural”, enfatiza Agudíez. Este análisis, ha de ser el paso previo para “elaborar un plan estratégico de la Atención Primaria de Castilla y León 2020-2030, que incluya medidas y propuestas específicas para una mejor planificación, dotación, organización y gestión de los recursos humanos y materiales, así como una evaluación anual de resultados, teniendo en cuenta las características territoriales, demográficas y socioculturales de nuestra comunidad autónoma”. 

“Lamentablemente, el gobierno de PP y Ciudadanos en la Junta está haciendo gala de una manifiesta irresponsabilidad creando el desconcierto y el miedo entre los vecinos de nuestros pueblos. Sus propuestas, de las que un día hacen gala y al día siguiente reniegan, se basan únicamente en una supuesta rentabilidad económica y una dudosa eficiencia de recursos dejando a un lado la consideración de la Sanidad como un servicio esencial”. “A pesar de sus soflamas en favor del medio rural y de su postureo apoyando las recientes reivindicaciones de la España Vaciada, la Junta se ha resignado a que en nuestra tierra siga creciendo día a día la sangría poblacional a la que siguen alimentando con la reducción de servicios esenciales con una dudosa finalidad que han de explicar por responsabilidad y por respeto a quienes seguimos apostando por vivir en nuestros pueblos”, concluye.