• El Grupo Socialista critica “la incoherencia y la hipocresía del PP en la Diputación, que por la mañana se adhiere al pacto de Economía Circular y por la noche rechaza los postulados de la Agenda 2030, comprando el discurso negacionista de su inestimable socio en la Junta, Vox”.
  • El Pacto de Economía Circular de Castilla y León es una estrategia inspirada en la Agenda 2030, con unos objetivos concretos que buscan modernizar la economía mundial con la mirada puesta en la sostenibilidad y la responsabilidad social. “¿Cuál es el problema?”, se ha preguntado el portavoz del Grupo Socialista, Máximo San Macario. “El PP, al tiempo que abraza los postulados europeos de la Economía Circular, rechaza la Agenda 2030. Tal es así que en el pleno del pasado mes de febrero el Partido Popular votó en contra de una propuesta socialista en apoyo a la Agenda 2030 y se abstuvo en una moción de Vox que arremetía contra el Pacto Verde Europeo. Hipocresía en su máximo esplendor”.
  • Desde el Grupo Socialista sospechan que los constantes giros e incoherencias del PP son el resultado de su “dependencia política y emocional de la ultraderecha. En Castilla y León, lo hemos podido comprobar recientemente con la mal llamada ley de la concordia, con la que buscan blanquear el franquismo y equiparar a las víctimas de la dictadura con sus verdugos. En el PP por la mañana se levantan demócratas y por la noche se acuestan nostálgicos de una época negra y de terror de la historia de España. De bandazo en bandazo, se van dejando en el camino la dignidad y el sentido de Estado que siempre ha caracterizado a la derecha conservadora europea. Es una pena”.

Segovia, 11 de abril de 2024: El Grupo Socialista critica “la incoherencia y la hipocresía del PP en la Diputación, que por la mañana se adhiere al pacto de Economía Circular y por la noche rechaza los postulados de la Agenda 2030, comprando el discurso negacionista de su inestimable socio en la Junta, Vox”.

Hace unos días la Diputación se sumó al Pacto de Economía Circular de Castilla y León, que se escenificó en un acto de presentación en el PRAE de Valladolid y contó con la presencia de la diputada de Promoción Provincial y Desarrollo Rural Sostenible, Magdalena Rodríguez.

Dicho pacto surge de la Estrategia de Economía Circular de Castilla y León 2021-2030, alineada con el Plan de Acción para la Economía Circular de la Unión Europea. Su objetivo es “convertir nuestra comunidad en un territorio competitivo e innovador, resiliente a los riesgos derivados del cambio climático, basado en un modelo económico eficiente en el uso de los recursos naturales, e inclusivo, que genere oportunidades de desarrollo para todos los sectores de la sociedad”.

Hasta aquí todo bien. Se trata de una estrategia necesaria inspirada en la Agenda 2030, que tiene unos objetivos concretos que buscan modernizar la economía mundial con la mirada puesta en la sostenibilidad y la responsabilidad social. “¿Cuál es el problema entonces?”, se ha preguntado el portavoz del Grupo Socialista, Máximo San Macario. “Que el PP al tiempo que abraza los postulados de la Economía Circular, rechaza la Agenda 2030. Tal es así que en el pleno del pasado mes de febrero el Partido Popular votó en contra de una propuesta socialista en apoyo a la Agenda 2030 y se abstuvo en una moción de Vox que arremetía contra el Pacto Verde Europeo. Hipocresía en su máximo esplendor”, ha respondido.

Desde el Grupo Socialista sospechan que los constantes giros e incoherencias del PP son el resultado de su “dependencia política y emocional de la ultraderecha. En Castilla y León, lo hemos podido comprobar recientemente con la mal llamada ley de la concordia, con la que buscan blanquear el franquismo y equiparar a las víctimas de la dictadura con sus verdugos. En el PP por la mañana se levantan demócratas y por la noche se acuestan nostálgicos de una época negra y de terror de la historia de España. De bandazo en bandazo, se van dejando en el camino la dignidad y el sentido de Estado que siempre ha caracterizado a la derecha conservadora europea. Es una tristeza”.

San Macario, en este sentido, exige al PP que “dé un golpe en la mesa y plante cara a Vox. De lo contrario, se dejará arrastrar por un partido antisistema, antieuropeo y negacionista del cambio climático, los derechos sociales y las libertades individuales. Necesitamos una derecha que esté a la altura de las circunstancias, en un momento de emergencia climática, en el que la unidad de acción y el consenso son fundamentales para afrontar los importantes retos que se avecinan”.