• Los socialistas recuerdan que en respuesta a una pregunta que formularon en la comisión de Personal el departamento cifró la deuda con los trabajadores en horas extraordinarias, la mayor parte en el segundo semestre de 2023, en 125.000 euros –y en ningún caso esos 500.000 euros que cifra el PP — para lo que el pleno del Ayuntamiento aprobó la correspondiente modificación presupuestaria.
  • Si los concejales liberados y el alcalde dicen ahora que ‘congelarán’ su sueldo es porque no han encontrado ningún grupo político que ampare este abuso e incremento salarial absolutamente desproporcionado en el Presupuesto, que, recordemos, ya intentaron sin éxito con anterioridad. El PP mantiene 9 concejales ‘liberados’ y, salvo que digan lo contrario, aspiran a incrementarlo a 11, mientras el anterior gobierno socialista tenía en nómina a 7 concejales.

Segovia, 18 de diciembre de 2023: El grupo municipal del PSOE ha exigido al equipo de Gobierno del PP que no mienta de forma grosera lanzando notas de prensa trufadas, como la remitida ayer domingo, que mezcla un cúmulo de falsedades y medias verdades, en una clara ineptitud, con el fin de confundir a la opinión pública y tratar de desviar la atención, tapar su pobre gestión y ocultar futuras intenciones asociadas al Presupuesto 2024, que incluirá una mayor carga salarial asociada a los concejales ‘liberados’ y el alcalde y, mucho nos tememos, severos recortes en prestaciones a los ciudadanos.

Ya en el mes de septiembre, el grupo municipal del PSOE se interesó por las horas extraordinarias que el Ayuntamiento adeudaba a sus trabajadores y, en este sentido, formuló una pregunta en la comisión de Personal previa al pleno correspondiente al mes de octubre. El informe remitido por el departamento de Personal al grupo socialista, casi un mes después, cifró la deuda con los trabajadores en horas extraordinarias en una cantidad en el entorno de los 125.000 euros, nada que ver con esos 500.000 euros que apunta el PP en su nota de prensa, demostrando su total desprecio con la verdad con el único afán de lanzar cortinas de humo y desviar la atención de su errática gestión.

De esos 125.000 euros, la mayor parte se corresponden con horas extraordinarias realizadas en el segundo semestre del presente año 2023, excepto unos 2.000 euros que se vinculan con unas 50 horas extraordinarias realizadas durante el último trimestre de 2022. Recordemos que el equipo de Gobierno del señor Mazarías planteó una modificación presupuestaria para hacer frente al pago de estas horas realizadas entre los meses de junio y septiembre; además de para afrontar, en previsión, las que pudieran contabilizarse en la última parte de este año. La modificación aprobada tenía un importe de 456.753,20 euros, aunque de esa cantidad solo 172.000 euros se vinculaban al capítulo de Personal y hasta 284.640,20 euros irían destinados a afrontar gastos corrientes en bienes y servicios.

Los 172.000 euros vinculan al pago de las horas extraordinarias de los meses de mayo a septiembre de 2023 (unos 120.000 euros), las del último trimestre de 2022 ( esos 2.000 euros por unas 50 horas) y la reserva para pagar las horas que pudieran realizarse en los meses de octubre, noviembre y diciembre (otros 50.000 euros).

En este sentido, el PP no aporta, detalla ni explica estas cifras, que son públicas, porque solo le interesa, como decimos, lanzar «totum revolutum» de datos y frases grandilocuentes para sembrar confusión y engaño; con independencia de que este grupo municipal no tiene constancia de que se adeuden horas extraordinarias correspondientes al año 2021, como así se asegura en la nota de prensa lanzada desde Alcaldía.

Por otro lado, el capítulo 1 de Personal —con el presupuesto prorrogado y las modificaciones promovidas por el anterior Gobierno municipal socialista— ascendía a casi 27 millones de euros. En la actualidad, con los datos a 23 de octubre, se ha abonado ya casi 18 millones de euros de este capítulo, con la previsión de que la cifra ascienda a los 25,5 millones de euros a final de año.

En cuanto a la ya mencionada modificación presupuestaria y las cantidades aprobadas para el pago de las horas, a finales de noviembre tendría que haberse habilitado el crédito para su abono en la nómina de primeros de diciembre, aunque no ha sido hasta los días 13 y 14 de diciembre cuando se aprobó, a través de sendos decretos, el abono de horas extraordinarias por importe de 172.000 euros correspondientes a los meses de mayo a octubre. A la vista de este abono, cabe preguntarse: “¿han hecho reserva de crédito para pagar las correspondientes a los meses de noviembre y diciembre?” Mucho nos tememos que han errado en su previsión.

En lo relativo a la ‘congelación’ del sueldo de los concejales y del propio alcalde al que hace referencia la nota de prensa el grupo municipal del PSOE tiene muy claro que la decisión viene determinada únicamente porque el señor José Mazarías y su concejala de Hacienda, Rosalía Serrano, no han encontrado ningún otro grupo político que quiera amparar, en el presupuesto de 2024, el abusivo y desproporcionado incremento salarial, de entre un 14 y un 38% en las nóminas del regidor y sus concejales ‘liberados’.

Vincular esta ‘congelación’ al pago de deudas pendientes con los trabajadores supone un vil intento de confundir y engañar sin pudor, conscientes, quizá, del absoluto rechazo  y escarnio público que encontró el alcalde Mazarías cuando pretendió subirse su sueldo y el de su equipo de manera desorbitada en el único argumento de ninguno de ellos podía venir al Ayuntamiento “a perder dinero”.

Recordemos que el sueldo del señor Mazarías cuesta hoy a las arcas municipales (entre sueldo base, seguros sociales y trienios) unos 75.000 euros, una cantidad similar al sueldo del presidente de la Junta de Castilla y León o el de un ministro del Gobierno de España. El señor Mazarías intentó, sin éxito, subirse el sueldo, lo que habría supuesto un gasto de casi 84.000 euros a las arcas municipales, es decir, un salario costeado por el bolsillo de los segovianos. Sus cinco concejales liberados “al 100%” cuestan cada uno a las arcas municipales casi 70.000 euros.

Congelar su sueldo y el de sus concejales dista mucho de ser un gesto de generosidad del señor Mazarías con sus conciudadanos, sino que supone un peaje para que otros grupos no pongan obstáculo a la aprobación del Presupuesto de 2024.

Baste recordar que el anterior Gobierno municipal del PSOE, en coalición con IU, tenía a 7 concejales liberados, mientras que el PP tiene en la actualidad a 9, aunque con la intención, salvo que ahora se diga lo contrario, de llegar a 11, con las liberaciones de Rosalía Serrano y Alejandro González-Salamanca, con sueldos que, según aspiraban en su momento, alcanzarían más de 80.000 euros cada uno.

Cabe también desmontar otra falsedad vertida en la nota de prensa, cuando el PP hace referencia a “la decisión de mantener invariables las aportaciones de los ciudadanos a través de los impuestos, tasas y precios públicos aprobados para el año que viene·. Esta afirmación supone una falsedad manifiesta porque, como ya saben todos los segovianos, el PP logró sacar adelante unas ordenanzas fiscales son subidas generalizadas para las familias, con subidas del IBI en un 3,5% (eliminando la bonificación para recibos domiciliados) o de la tasa de basuras, con una media del 17%. Recordemos que la propuesta inicial del PP era también incrementar el impuesto de Plusvalías.

Por último, en referencia la nota de prensa remitida este domingo desde el Gabinete de Alcaldía resulta lamentable utilizar los canales institucionales para arremeter contra la oposición, como ya se hiciera en relación al tristísimo Paseo de la Navidad, cuando sin rubor el gobierno municipal del PP trató de silenciar a la oposición acusándole de incitar con sus críticas a los actos vandálicos, agresiones que el PSOE condenó sin paliativos desde el primer momento.

Hoy mismo, el propio alcalde, en declaraciones a un medio de comunicación, apuntaba que sería difícil someter el Presupuesto de 2024 al pleno ordinario del próximo 29 de diciembre, lo que supone un nuevo incumplimiento de su palabra, pues se jactó de que así lo haría públicamente y que el nuevo programa económico estaría en vigor en los primeros días del nuevo año. Otro incumplimiento más. El “alcalde del diálogo” que gobierna en minoría quizá no tiene aún el apoyo de otros grupos para esta aprobación.