• El grupo municipal del PSOE, encabezado por su portavoz municipal, Clara Martín, traslada su apoyo a las demandas de la Plataforma contra el Bulevar en Blanca de Silos y transmite a sus representantes su preocupación por los perjuicios que generará la modificación del proyecto, que impulsó el anterior gobierno socialista, por decisión unilateral del alcalde.
  • Los socialistas lamentan la actitud autoritaria del alcalde y su empeño por peatonalizar esta calle del barrio de Santa Eulalia en contra de la opinión de residentes y comerciantes y sin un estudio técnico serio que avale la medida, al igual que quiere hacer con otros proyectos, fruto del antojo del regidor, como son ese experimento de autobuses lanzaderas al casco antiguo.

Segovia, 15 de noviembre de 2023: El grupo municipal del PSOE ha exigido al alcalde de Segovia que abandone su actitud autoritaria y caprichosa, escuche a los vecinos y comerciantes de Blanca de Silos y aparque su proyecto de convertir esta calle del barrio de Santa Eulalia en un bulevar peatonal; una ocurrencia de campaña electoral que el alcalde Mazarías quiere imponer de forma unilateral, sin diálogo ni consenso y sin contar con el aval de un estudio o informe técnico.

La portavoz municipal del PSOE, Clara Martín y los concejales socialistas Jesús García Zamora, Miguel Merino y Mayte Mañas, mantuvieron anoche una reunión de trabajo con los representantes de la recién constituida Plataforma contra el Bulevar de Blanca de Silos, surgida, según el manifiesto que hicieron público ante los medios de comunicación, “con el objetivo de frenar el proyecto de bulevar que pretende llevar a cabo el gobierno municipal de manera autoritaria y sin consenso alguno con vecinos y comerciantes en esta arteria comercial de nuestro barrio”.

Ante una representación de la Plataforma, constituida por vecinos y comerciantes, Clara Martín recordó que la reforma integral de la calle Blanca de Silos proyectada por el anterior Gobierno municipal del PSOE fue incluida en el marco de una gran intervención para revitalizar el comercio de la zona que fue seleccionada para su financiación con fondos europeos Next Generation. En concreto, el proyecto pasaba por por renovar la calzada, renovar las redes de agua y alumbrado público y hacer más accesibles las aceras, en una intervención ambiciosa, calculada en 685.491,15 euros de inversión, para cambiar completamente el aspecto de los 290 metros de esta calle, que discurre entre la glorieta de la Universidad y la Plaza de Somorrostro. No se contemplaba su peatonalización ni, por tanto, ningún desvío de tráfico o supresión de aparcamientos.

El equipo de Gobierno del PP y el alcalde Mazarías han optado por no ejecutar este proyecto. En una decisión unilateral, fruto de esta actitud autoritaria del alcalde Mazarías, al que, por desgracia, ya nos tiene acostumbrados, sin escuchar ni atender las demandas de los afectados, vecinos y comerciantes de la calle y de las vías del entorno, han contratado la modificación del proyecto, incluyendo además una recreación virtual de cómo quedaría ese bulevar peatonal para intentar convencer a los más escépticos.

El PP aspira a ese grandilocuente bulevar comercial de plataforma única para convertir la calle Blanca de Silos en peatonal. La obra tiene que estar ejecutada en junio de 2024 y de momento al grupo municipal del PSOE no le consta que se haya solicitado prórroga alguna para su ejecución, solo la contratación para modificar el proyecto y adecuarlo a los deseos del alcalde Mazarías en contra de la opinión de comerciantes y residentes, con quienes, de momento, el regidor no ha querido sentarse a hablar.

Durante la reunión, la Plataforma ha transmitido al grupo municipal del PSOE que su propósito es que el Ayuntamiento retome el proyecto con el que se concurrió a la convocatoria subvenciones de los fondos europeos en tanto que ese pretendido bulevar peatonal implicará no pocos perjuicios a los residentes y comerciantes tanto de Blanca de Silos como de calles del entorno.

El corte de tráfico en la calle Blanca de Silos, con la consecuente supresión de aparcamientos, generará un incremento de la circulación y presencia de vehículos en las calles paralelas y aledañas. Además, según temen los vecinos, por su cercanía al campus universitario, la peatonalización de la calle implicará un riesgo de convertir esta área en una nueva zona de ocio para estudiantes,  en detrimento  de la salud y el derecho al descanso de los residentes, desplazando a la población del barrio y generando el estrangulamiento  del pequeño comercio de proximidad de la zona.

La portavoz socialista, Clara Martín, en sintonía con el pensamiento de la Plataforma, censura que el alcalde tome la decisión de implantar este bulevar peatonal sin contar con un estudio o informe técnico que lo avale. “¿Qué mejora en la movilidad de la ciudad la peatonalización de esta calle? ¿Cómo es posible adoptar esta decisión sin tener una justificación técnica que ampare una medida que afecta no solo a vecinos y comerciantes de la calle sino a la movilidad de toda la ciudad?”, se pregunta Clara Martín que, al igual que los concejales presentes en la reunión, han apoyado la campaña de recogida de firmas de la Plataforma para que el alcalde y el Gobierno municipal del PP aparquen el bulevar y ejecuten un proyecto que sea fruto del consenso.

La decisión unilateral de peatonalizar Blanca de Silos, adoptada, insistimos, sin el soporte de un informe técnico, se suma a otras, igualmente caprichosas, ordenadas por el alcalde Mazarías. Mucho nos tememos que el alcalde quiera imponer otros proyectos como el sistema de lanzaderas de autobuses al casco antiguo sin informes técnicos que los avalen o sin esperar a la puesta en marcha de la señalización, monitorización y colocación de cámaras para la gestión del tráfico en la ciudad y el control de acceso a la Zona de Bajas Emisiones (ZBE).

Cuando el alcalde Mazarías habla de que también hubo oposición a otros proyectos de peatonalización que finalmente se demostraron como beneficiosos olvida, quizá de forma consciente, salvo que sea por pura ignorancia, una premisa fundamental: todos contaban con una justificación técnica. Así ocurrió cuando se cortó el tráfico bajo los arcos del Acueducto y se peatonalizó la avenida de Fernández Ladreda (hoy avenida del Acueducto), la Calle Real o la Plaza Mayor.

El alcalde quiere poner el carro antes de los bueyes, llevar adelante sus caprichos, sus ocurrencias de campaña electoral, sin informes ni estudios técnicos, obviando la opinión de los vecinos, sin diálogo ni consenso. Y el caso de la calle Blanca de Silos es el mejor ejemplo de esta política errática, autoritaria y caprichosa.