• La concejala socialista María Antonia Miguelsanz lamenta que “en el último Pleno, el Alcalde Vicente Calle, con su voto de calidad, impidiera admitir la urgencia de nuestra moción y, por tanto, se impidiera su debate y aprobación”. “Instamos al a convocar a la mayor brevedad posible la correspondiente Comisión para tratar este asunto y concretar qué instalación deportiva llevará el nombre de nuestro vecino, referente internacional del mundo del atletismo, fallecido el pasado mes de marzo como consecuencia del Covid”. 
  • Miguelsanz enfatiza que Santiago Llorente tuvo una brillante carrera deportiva internacional desde sus inicios, consiguió el subcampeonato mundial de campo a través y fue campeón de España absoluto en 10.000 metros hasta verse obligado a retirarse por una lesión. “Pero la pasión de nuestro insigne vecino por el deporte no desapareció y ello le llevó a una intensa vida profesional en el ámbito del deporte de élite como masajista. El subcampeón olímpico en 100 metros lisos, Francis Obikwelu, y los ciclistas Óscar Pereiro y Carlos Sastre, ganadores del Tour de Francia, son solo algunos de los excelentes deportistas que confiaron en su profesionalidad”, recuerda la concejala socialista.

La Lastrilla, 1 de octubre de 2020.- El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de La Lastrilla ha propuesto mediante una moción, que la localidad rinda homenaje póstumo a Santiago Llorente poniendo su nombre al complejo deportivo anexo a la plaza de las Canteras “en reconocimiento a su trayectoria deportiva y a su labor profesional”.

La concejala socialista María Antonia Miguelsanz lamenta que “en el último Pleno, el Alcalde Vicente Calle, con su voto de calidad, impidiera admitir la urgencia de nuestra moción y, por tanto, se impidiera su debate y aprobación”. “Instamos al a convocar a la mayor brevedad posible la correspondiente Comisión para tratar este asunto y concretar qué instalación deportiva llevará el nombre de nuestro vecino, referente internacional del mundo del atletismo, fallecido el pasado mes de marzo como consecuencia del Covid”.

Miguelsanz enfatiza que Santiago Llorente tuvo una brillante carrera deportiva internacional desde sus inicios, logrando el subcampeonato mundial de cross escolar, en Luxemburgo, en 1975, a los 16 años de edad, hasta convertirse en subcampeón mundial de campo a través, en 1977, y campeón nacional en los 3.000 metros en pista cubierta. “Su progresión le llevó a ser Campeón en el Cross Venta de Baños, en 1985, y campeón de España absoluto en 10.000 metros, en 1986, viéndose obligado a dejar a un lado su carrera como deportista por una lesión de ciática”.

“Pero la pasión de nuestro insigne vecino por el deporte no desapareció y ello le llevó a una intensa vida profesional en el ámbito del deporte de élite como masajista. El subcampeón olímpico en 100 metros lisos, Francis Obikwelu, y los ciclistas Óscar Pereiro y Carlos Sastre, ganadores del Tour de Francia, son solo algunos de los excelentes deportistas que confiaron en su profesionalidad”, recuerda la concejala socialista.

Desde el Grupo Municipal socialista se subraya también que “La Lastrilla, ha albergado durante décadas a los atletas seleccionados para participar representando a nuestro país en los Juegos Paralímpicos, Campeonatos Mundiales y Campeonatos Europeos, al igual que anualmente también acoge a los atletas participantes en los Campeonatos de España con discapacidad visual que se celebran todos los años a finales de mayo en Segovia. Todo ello gracias a Santiago Llorente, masajista de la Selección Española de Paralímpicos con discapacidad visual”.

Miguelsanz recuerda asimismo que “su legado ha continuado también en su hijo Santiago Llorente Mangas, excelente atleta nacido en nuestra localidad”. “Por todo ello no entendemos la negativa del Partido Popular a apoyar nuestra propuesta para que el nombre de Santiago Llorente presida una de nuestras instalaciones deportivas, como homenaje y recuerdo, y como estímulo a todos los amantes del deporte que pueden tener en Santiago un excepcional ejemplo a seguir”, concluye.