• El procurador Sergio Iglesias sostiene que con este nuevo modelo, el Gobierno autonómico busca nuevamente castigar a Segovia haciéndola perder el peso que tiene en el ámbito cultural desde hace años. “Es importante recordarle al consejero de Cultura y Turismo que la ciudad es un referente nacional e internacional gracias, en buena medida, al empeño personal de la alcaldesa, Clara Luquero, durante los años en los que estuvo al frente de la Concejalía de Cultura”. 
  • Según el parlamentario autonómico, “es muy poco entendible la reducción de la aportación tanto a Titirimundi como a Hay Festival, unos festivales de reputado prestigio que no solo son motor de las industrias culturales y creativas, sino que además tienen un importante impacto económico en nuestra hostelería, comercio, sin olvidar también el impacto cultural, social y el arraigo a Segovia”, quien ha recordado que un estudio realizado por la UNED, indica que la inversión realizada en Titirimundi tiene un retorno en la repercusión económica de la ciudad seis veces mayor al presupuesto invertido. 
  • Desde Grupo Socialista en Las Cortes anuncian que presentarán iniciativas para enmendar “el nuevo atropello” de la Junta. Igualmente, los socialistas confían en que los representantes segovianos de las formaciones que conforman el Gobierno de la Junta (PP y Cs) antepongan el interés general al de sus propios partidos y pidan explicaciones para que se deponga esta actitud, especialmente a Francisco Vázquez.

Segovia, 18 de mayo de 2021.- “Un despropósito”. De esta forma ha definido el procurador socialista Sergio Iglesias la propuesta que la Junta de Castilla y León ha planteado para financiar Titirimundi y Has Festival. “No se puede pretender repartir entre más con la misma financiación”, ha afirmado, recordando, además, que solo entre los dos festivales propios se invierte más cantidad que los 550.000 repartidos entre más de 70 festivales.

En opinión de Iglesias, con este nuevo modelo, el Gobierno autonómico busca nuevamente castigar a Segovia haciéndola perder el peso que tiene en el ámbito cultural desde hace años. “Es importante recordarle al consejero de Cultura y Turismo que la ciudad es un referente nacional e internacional gracias, en buena medida, al empeño personal de la alcaldesa, Clara Luquero, durante los años en los que estuvo al frente de la Concejalía de Cultura”.

Para el procurador socialista, la decisión adoptada por la Junta es “absolutamente incomprensible, más aún en un año muy difícil para la cultura”. Según Iglesias, “es muy poco entendible la reducción de la aportación tanto a Titirimundi como a Hay Festival, unos festivales de reputado prestigio que no solo son motor de las industrias culturales y creativas, sino que además tienen un importante impacto económico en nuestra hostelería, comercio, sin olvidar también el impacto cultural, social y el arraigo a Segovia”. En este sentido, ha recordado que, según el estudio realizado por la UNED, la inversión realizada en Titirimundi tiene un retorno en la repercusión económica de la ciudad seis veces mayor al presupuesto invertido.

Por ello, desde el Grupo Socialista en Las Cortes de Castilla y León tratarán de enmendar el nuevo atropello que ha recibido “no solo la ciudad, sino la provincia en su conjunto, porque los ecos de estos festivales se dejan sentir también fuera de la capital”, según Iglesias. “Vamos a presentar varias iniciativas con el fin de garantizar la supervivencia de estas dos importantes citas culturales y esperamos que a nuestro objetivo se sumen los procuradores del PP y Cs”, ha comentado.

Igualmente, desde el PSOE confían en que los representantes segovianos de las formaciones que conforman el Gobierno de la Junta antepongan el interés general al de sus propios partidos y pidan explicaciones para que se deponga esta actitud, especialmente a Francisco Vázquez. “Esperamos que en su comparecencia de los lunes, hable de esto, que si es un verdadero hachazo a Segovia y a su cultura, pero también a los ciudadanos, a la hostelería, que aún sufre las consecuencias de la mala gestión del Gobierno de la Junta durante la pandemia y que ahora ven como Segovia va a seguir siendo arrinconada discriminada por intereses políticos”, ha apuntado Sergio Iglesias.

El procurador segoviano del Partido Socialista no ha querido pasar por alto que las otras dos ciudades Patrimonio de la Humanidad en la Comunidad Autónoma (Ávila y Salamanca) tienen festivales organizados, impulsados y financiados por la Junta. “Nosotros no estamos exigiendo que nos pongan un festival financiado en su totalidad por el Gobierno autonómico, porque ya tenemos los nuestros que están consolidados y gozan de gran prestigio. Únicamente lo que pedimos es que se no les quite lo poco que se les da”, ha dicho.

Las cifras

La Junta de Castilla y León pese a colaborar cada año con Titirimundi, aunque no siempre con la misma implicación. Desde los 100.000 euros de ediciones pasadas, a los 65.000 de 2012 a 2014 o incluso los 200.000 euros en 2007.

En cambio, el nuevo sistema de reparto previsto por la Junta de Castilla y León, ha rebajado la financiación hasta los 14.752,17 euros, una cantidad que reduce a la cuarta parte la aportación y que pone en peligro la continuidad de este festival.

Por su parte el Hay Festival, de reconocido prestigio internacional y cuya sede en España se encuentra en Segovia, recibió el año pasado 60.000 euros, año en el que fue galardonado con premio Princesa de Asturias, que hacía pensar que ese reconocimiento permitiría cosechar mayores subvenciones y lejos de mejoras, ha visto reducido su presupuesto a la misma cantidad que Titirimundi (14.752,17 euros), es decir un 85% de rebaja, ese es el regalo y espaldarazo que da la Junta al festival.