• Los parlamentarios socialistas segovianos y representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias han analizado la situación que atraviesa este sector clave en la economía provincial. José Luis Aceves, ha destacado “el trabajo y el esfuerzo de nuestros agricultores y ganaderos, que están siendo uno de los sectores esenciales durante esta pandemia, continuando, no sin dificultades, el trabajo en sus explotaciones para garantizar el abastecimiento alimentario”. 
  • Entre las demandas analizadas se planteó la necesidad de que la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León ponga en marcha un fondo de contingencia agraria dotado con 50 millones de euros; ayudas directas a los productores de cochinillos, la puesta en marcha de la figura del mediador de la cadena alimentaria, las inspecciones en materia de precios, o la apuesta decidida por incluir alimentos de calidad en los menús de los centros sanitarios, escolares o de servicios sociales, sin olvidar el necesario desarrollo de la Ley Agraria de Castilla y León. 
  • Las organizaciones profesionales agrarias expusieron la necesidad de conocer el futuro de la PAC, al ser una herramienta fundamental para el futuro.

Los parlamentarios socialistas segovianos y representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias han analizado la situación que atraviesa un sector clave en la economía provincial como es el agro granadero, destacando la necesidad de medidas específicas para paliar los efectos de la crisis del Covid-19.

En el encuentro, desarrollado por videoconferencia, participaron el secretario general socialista y Diputado, José Luis Aceves; la Senadora Ana Agudíez; los Procuradores José Luis Vázquez, y Sergio Iglesias; el Portavoz en la Diputación Provincial, Máximo San Macario; el Portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Segovia, Jesús García Zamora; y representantes de las organizaciones agrarias UCCL, Juan Manuel Palomares y Juan Carlos López; José Llorente, de ASAJA; y Pedro Matarranz por UPA-COAG.

José Luis Aceves, ha destacado “el trabajo y el esfuerzo de nuestros agricultores y ganaderos, que están siendo uno de los sectores esenciales durante esta pandemia, continuando, no sin dificultades, el trabajo en sus explotaciones para garantizar el abastecimiento alimentario. Es necesario una vez más agradecer su implicación en estos momentos complejos”.

Entre las demandas analizadas se planteó la necesidad de que la Junta de Castilla y León ponga en marcha un fondo de contingencia agraria dotado con 50 millones de euros; ayudas directas a los productores de cochinillos, la puesta en marcha de la figura del mediador de la cadena alimentaria, las inspecciones en materia de precios, o la apuesta decidida por incluir alimentos de calidad en los menús de los centros sanitarios, escolares o de servicios sociales, sin olvidar el necesario desarrollo de la Ley Agraria de Castilla y León.

Otra de las cuestiones planteadas por las organizaciones profesionales en la reunión, fue la reforma de la PAC, de cuyas ayudas depende de la viabilidad de muchas explotaciones, valorándose muy positivamente la ampliación, ya aprobada, del plazo para solicitar estas ayudas hasta el 15 de junio. Los representantes de las organizaciones agrarias se interesaron por el punto en el que se encuentra el desarrollo del Plan Estratégico que cada Estado miembro debe establecer con los detalles de las intervenciones o medidas de la nueva PAC, para su aprobación por parte de la Comisión Europea con carácter previo a su aplicación. En este sentido, se manifestó el temor a posibles recortes en las partidas presupuestarias; se analizó la necesidad de abordar en él cuestiones como la definición de agricultor activo, o los eco-esquemas, y se planteó la duda sobre el horizonte temporal de entrada en vigor previsto en un primer momento para 2022. Otras de las cuestiones abordadas durante el encuentro fue la necesidad de que las ayudas de mínimos, cuyo importe se incrementó hasta los 25.000 euros, lleguen a más sectores.

Los problemas derivados de la pandemia del Covid-19 en nuestro país y en el resto de la UE, también fueron objeto de análisis, mostrando las organizaciones agrarias su preocupación ante el descenso de precios para los productores, mientras se incrementa el precio para la distribución y con ello el precio final que han de pagar los consumidores; y los problemas en el Canal Horeca, especialmente en lo que se refiere al cochinillo y al cordero, muy afectados por el cierre de la Hostelería durante el estado de alarma; o la bajada de precios en el porcino de capa blanca y en el vacuno.

Asimismo, se pusieron la mesa otras preocupaciones del sector como la paralización de las campañas de sanidad animal; la necesidad de ayuda pública para el almacenamiento de productos agrícolas; la falta de esquiladores para cubrir las necesidades de toda la cabaña ovina y la incertidumbre sobre la posibilidad de que lleguen los esquiladores uruguayos; las dificultades del sector vitivinícola por la falta de exportaciones; o las dificultades para el pago de las cotizaciones sociales y la ampliación de los ERTEs. Asimismo, se propuso que el proceso de desescalada de las próximas semanas se tenga en cuenta las peculiaridades del medio rural y se garantice también la seguridad en los pequeños municipios y en el sector agro ganadero.

Durante el encuentro se puso en valor el reparto de fondos de los Programas de Desarrollo Rural acordado hace escasos días; un total de 219,8 millones de euros que repartirá el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación entre las comunidades autónomas y de los que Castilla y León recibirá 31,4 millones, el 14,28% del total.

Los parlamentarios socialistas expresaron su compromiso para continuar manteniendo este tipo de reuniones, con el fin de conocer de primera mano las necesidades del sector en nuestra provincia y “llevar la voz de los agricultores y ganaderos segovianos a las diferentes administraciones para trabajar por el presente y el futuro de un futuro esencial para el desarrollo económico de nuestra provincia y para fijar población en nuestro medio rural”.