• La Senadora socialista Ana Agudíez ha remarcado la necesidad de “llevar a cabo una apuesta firme y decidida de apoyo internacional a las mujeres y las niñas en Afganistán, ante la situación que están viviendo tras la llegada al poder del régimen talibán”. “Éste es el espíritu de la moción que el Grupo Parlamentario Socialista va a presentar en el Senado como una muestra más de que el PSOE siempre estará al lado de los derechos y libertades de las mujeres y niñas de todo el mundo, independientemente del origen y del pasaporte que tengan”. 
  • La moción insta al Gobierno a “trabajar para evitar que se vulneren sus derechos fundamentales de las mujeres y niñas afganas; hace un llamamiento a la comunidad internacional, tanto a Naciones Unidas como a la UE, para que inicie actuaciones dirigidas preservar la vida de las mujeres y niñas afganas; y propone también reforzar la política del Gobierno español para acoger a estas personas. “Ahora es el momento de demostrar la solidaridad de nuestro país y por eso queremos que, una vez más, el Gobierno de Pedro Sánchez sea un referente internacional de esta política de acogida”, remarca Agudíez, poniendo en valor que, hasta el momento, Segovia acoja a 13 refugiados afganos.

Segovia, 13 de septiembre de 2021.- La Senadora socialista Ana Agudíez ha remarcado la necesidad de “llevar a cabo una apuesta firme y decidida de apoyo internacional a las mujeres y las niñas en Afganistán, ante la situación que están viviendo tras la llegada al poder del régimen talibán”. “Éste es el espíritu de la moción que el Grupo Parlamentario Socialista va a presentar en el Senado como una muestra más de que el PSOE siempre estará al lado de los derechos y libertades de las mujeres y niñas de todo el mundo, independientemente del origen y del pasaporte que tengan”.  “Los derechos y libertades de las mujeres y niñas afganas son incuestionables porque estamos hablando de derechos humanos que no son moneda de cambio. Hoy son ellas, mañana podríamos ser nosotras”, ha añadido.

Agudíez recuerda que “ya con el anterior gobierno talibán, entre 1996 y 2001, las mujeres carecían de todos los derechos, no podían salir de casa solas, ni siquiera para acudir al médico, como tampoco podían estudiar, trabajar, o participar en la vida social o política. Las mujeres afganas tampoco tenían instrumentos para protegerse de la violencia de género, a la que estaban expuestas de manera permanente y cotidiana, ni decidir sobre su matrimonio o su maternidad. Las estrictas reglas de los talibanes convirtieron a las mujeres en esclavas ocultas bajo el burka”.

“Durante los últimos 20 años, aunque con muchas deficiencias, los derechos de las mujeres y las niñas afganas progresaron de manera importante. Afganistán necesita seguir avanzando en igualdad y en derechos. El objetivo de las actuaciones públicas debe ser conseguir que todas las niñas puedan ir a la escuela, aumentar la participación de las mujeres en el empleo, la política o la vida social, al igual que erradicar la violencia de género, incluida la violencia sexual, los matrimonios forzados y el matrimonio infantil. Sin embargo, la llegada de los talibanes al poder puede suponer no solo parar este proceso de avance, sino además retroceder respecto a lo conquistado por las mujeres en los últimos 20 años”.

Por todo ello, la moción presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, insta al Gobierno a “trabajar para evitar que se vulneren sus derechos fundamentales de las mujeres y niñas afganas, incluido su derecho a decidir sobre su propia vida, a la educación, el trabajo, la participación política, económica, social o cultural, así como el derecho a vivir libres de violencia de género, incluida la violencia sexual, el matrimonio forzado y el matrimonio infantil”, señala Agudíez.

Además “hacemos un llamamiento a la comunidad internacional, tanto a Naciones Unidas como a la UE, para que inicie actuaciones dirigidas preservar la vida de las mujeres y niñas afganas, de forma que todos los procesos de diálogo y de cooperación actual y futura incluyan la condicionalidad de la garantía de los derechos de las mujeres y las niñas”.

La moción propone también reforzar la política del Gobierno español para acoger a estas personas. “Ahora es el momento de demostrar la solidaridad de nuestro país y por eso queremos que, una vez más, el Gobierno de Pedro Sánchez sea un referente internacional de esta política de acogida”, remarca Agudíez, poniendo en valor que, hasta el momento, Segovia acoja a 13 refugiados afganos, del total de 254 que llegarán a Castilla y León.