• El Secretario General del PSOE de Segovia y Diputado, José Luis Aceves, destaca que la aprobación del anteproyecto de Ley de Memoria Democrática supone “un paso adelante en el fortalecimiento del Estado de Derecho y del sistema democrático que todos debemos contribuir a consolidar. La Ley declara expresamente el repudio y condena del golpe de Estado del 36 y la posterior dictadura, en afirmación de los principios y valores democráticos y la dignidad de las víctimas”. 
  • Con la Ley de Memoria Democrática, “se avanza en lo ya logrado gracias a la Ley de Memoria histórica impulsada por el Gobierno de Zapatero y que durante los gobiernos de Rajoy se paralizó y abandonó”. Ahora –continúa Aceves, “se va a situar a las víctimas de la Guerra Civil y Dictadura franquista en el centro de la acción pública, para restablecer su dignidad con medidas de reconocimiento y reparación”. 
  • El Secretario Ejecutivo de Memoria Histórica del PSOE de Segovia, Miguel Ull, destaca que “aún quedan heridas que cerrar y esta nueva Ley será un bálsamo para esas cicatrices que aún permanecen vivas en muchos segovianos, que siguen sin poder enterrar con dignidad a sus familiares represaliados y asesinados; en muchos casos ni siquiera tienen certeza de dónde se hallan enterrados”. “En nuestra provincia hay todavía entre 150 y 200 personas sepultadas en cunetas y fosas comunes, lugares indignos a los que les condenó el franquismo por el mero hecho de defender las libertades”, remarca, insistiendo en que «hay que seguir abriendo fosas para seguir cerrando heridas».

Segovia, 17 de septiembre de 2020.- El Secretario General del PSOE de Segovia y Diputado, José Luis Aceves, destaca que la aprobación del anteproyecto de Ley de Memoria Democrática supone “un paso adelante en el fortalecimiento del Estado de Derecho y del sistema democrático que todos debemos contribuir a consolidar. La Ley declara expresamente el repudio y condena del golpe de Estado del 36 y la posterior dictadura, en afirmación de los principios y valores democráticos y la dignidad de las víctimas”, subraya.

Con la aprobación del Anteproyecto por parte del Consejo de Ministros, se inicia la tramitación parlamentaria de una Ley que busca “la recuperación y difusión de la memoria democrática y el reconocimiento de quienes padecieron persecución o violencia durante el período comprendido entre el golpe de Estado de 18 de julio de 1936, la Guerra Civil y la Dictadura franquista hasta la promulgación de nuestra Constitución en 1978”, enfatiza Aceves.

Con la Ley de Memoria Democrática, “se avanza en lo ya logrado gracias a la Ley de Memoria histórica impulsada por el Gobierno de Zapatero y que durante los gobiernos de Rajoy se paralizó y abandonó”. Ahora –continúa Aceves, “se va a situar a las víctimas de la Guerra Civil y Dictadura franquista en el centro de la acción pública, para restablecer su dignidad con medidas de reconocimiento y reparación”.

Así, “se declararán nulos de pleno derecho aquellos juicios y sentencias que, sin ningún tipo de garantías procesales y al margen de la legalidad propia de cualquier estado de derecho, supusieron condenas y ejecuciones. Además, el Estado asumirá la recuperación e identificación de las víctimas que aún permanecen en las cunetas o en fosas comunes; paralelamente, se actualizará el mapa de fosas y se elaborará un Censo y un banco de ADN de Víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura que permita llevar a cabo las identificaciones con estrictas garantías”.

La Ley se vertebra en torno a los principios internacionales del derecho humanitario: Verdad, Justicia, Reparación y Deber de Memoria como garantía de no repetición. “De este modo, las administraciones públicas asumen el liderazgo de la búsqueda de personas desaparecidas durante la Guerra Civil española y la dictadura como una responsabilidad de Estado; y se garantiza el derecho a la investigación de las violaciones a los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario perpetradas durante la Guerra Civil y la Dictadura hasta la aprobación de la Constitución”, enfatiza el Diputado Socialista. “Además, la memoria democrática entrará en la escuela, incluyendo entre los fines de nuestro sistema educativo el conocimiento de la historia y de la memoria democrática española y la lucha por los valores y libertades democráticas. Para ello, se plantea la actualización de los contenidos curriculares para Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato y los planes de formación inicial y permanente del profesorado”.

En este sentido, Aceves ha enfatizado las palabras de la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, este martes tras la celebración del Consejo de Ministros, en las que destacaba “la lucha del pueblo español por sus libertades y derechos, que comenzó hace más de 200 años”. Calvo abogaba por «reencontrarnos con esta historia brillante nuestro país, que tiene que estar en la conciencia colectiva de la ciudadanía, y en las aulas, para que todos sepamos, estemos informados y podamos ser conscientes y responsables del sostenimiento de la democracia».

Por su parte, el Secretario Ejecutivo de Memoria Histórica del PSOE de Segovia, Miguel Ull, ha puesto en valor la “decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de continuar avanzando hacia la recuperación de la memoria y dignidad de las víctimas de la Dictadura”. “Es cierto que algunas medidas llegan más tarde de lo que las víctimas y sus familias merecen y de lo que nos hubiera gustado, pero lo importante es que la Ley va a suponer un hito histórico que entronca con lo más avanzado del derecho humanitario internacional, dignifica a las víctimas de nuestra Guerra Civil y Dictadura y afianza nuestra Democracia”.

“Aún quedan heridas que cerrar y esta nueva Ley será un bálsamo para esas cicatrices que aún permanecen vivas en muchos segovianos que siguen sin poder enterrar con dignidad a sus familiares represaliados y asesinados; en muchos casos ni siquiera tienen certeza de dónde se hallan enterrados”, subraya. “En nuestra provincia hay todavía entre 150 y 200 personas sepultadas en cunetas y fosas comunes, lugares indignos a los que les condenó el franquismo por el mero hecho de defender las libertades”, remarca, insistiendo en que «hay que seguir abriendo fosas para seguir cerrando heridas». “Por ellos, por su memoria, por sus familias y descendientes, esta Ley de Memoria Democrática ha de ser apoyada y aprobada definitivamente cuanto antes”.

Miguel Ull ha señalado que “cuando esta Ley esté completamente aprobado, los españoles tendremos dos citas ineludibles en el calendario: el 31 de octubre como fecha para celebrar el compromiso de la sociedad española con la democracia ya que en ese día de 1978 las Cortes Generales aprobaron el texto de nuestra Constitución; y del 8 de mayo como día para recordar a los españoles en el exilio y su lucha contra el fascismo, primero en España y, después en Europa”, concluye.